Ya te he ganado una vez

La vida son demasiadas cosas, luchar, vivir, sentir, jugar, reir, llorar, avanzar o simplemente quedarse quieto esperando a que pasen cosas…

En definitiva no se me ocurre mejor palabra para describir la vida que “un camino“, y como en todo recorrido, hay que llevar una buen equipaje, cosas que pesan y cosas que nos nutren, y es precisamente donde quería llegar.

Parece ser, que casi todas las personas llevan en su mochila, un elemento común que pesa casi más que todas las cosas que podamos llevar: el miedo.

El miedo nos ayuda a no asaltar caminos a los que no podemos hacer frente, nos ayuda a preservar, ser cautos…en definitiva proteger nuestra vida de peligros externos, pero ¿Qué ocurre cuando el enemigo somos nosotros mismos? ¿Dónde podemos dejar el miedo?

Hace apenas unas horas, sobreviví a unas de las pruebas del destino en las que el miedo estaba implicado, me paré en medio del camino, abrí mi mochila, saqué el miedo de ella, lo solté en la cuneta y lo miré a la cara un largo rato…nos estuvimos mirando hasta que se fue, perdiéndose entre las sombras. Por primera vez, en esa situación, yo había ganado la batalla.

Él volverá, lo hará muchas veces, con diferentes trajes y diferentes comodidades para ofrecerme ¿Es realmente la comodidad, el relax y el bienestar la fuente de la felicidad? Creo que esto lo dejaré para otro post… de mientras, no pienso estar alerta por si regresa, por que cuando lo haga, Él será más débil y yo ya, sabré que hacer…
…Sólo hay que ser fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s