Apasionante historia de una gota de lluvia

No me conoces.

(Aún) No me conoces de nada.

Pero sin embargo, me oyes fuera cada noche mientras mi caída te despierta y susurras mi nombre antes de volverte a dormir, en la mayoría de los casos indiferente.

Me retuerzo en las alturas, pero ninguna es como yo, yo no soy como ellas, aunque siempre nos llaméis igual. Cada una de nosotras tiene su origen, su alma, su corazón, su desenlace y vuelta

gota_de_lluvia

…Vuelta a crecer para luego, cuando todo va bien, caer al vacío en una noche oscura acompañada del fulgor de la tormenta. Y de nuevo a empezar.

Unas veces más rápido el ascenso, otras veces más lento. Más agradable el camino o más nefasto, pero siempre acabamos donde empezamos…porque somos parte de ti (de la Tierra).

Cierta noche, en mi cansancio lleno de rutinas, de aterrizajes y remontadas, tú abriste la boca en una sonora carcajada llena de júbilo y alegría bajo el manto de agua que caía. Solo yo, elegida entre millones, me colé dentro de ti.

Y desde entonces, no puedes dejar de pensar en .

(Aunque) no me conoces de nada.

No me conoces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s