De cómo atravesar el abismo

He estado cruzando un océano negro de dimensiones ancestrales a través del universo. Sí, vamos, que he estado dándome una vueltecilla (muy larga) por todo el espacio-tiempo. Para mí no ha sido más que un susto, pero creo que vosotros sí que lo habéis notado más.

Me fui al abismo, donde no había un alma. Y al querer regresar, ya no he vuelto al mismo sitio. Pero bueno, ya está.

Ya no hay luces en la calle Dos Cero Uno Seis. Se han apagado  porque las estrellas explotan para que otras nuevas reluzcan. El fondo de microndas bien lo sabe.

Me he vuelto muy teórica, ya. Es que el abismo te hace madurar aunque en el espacio-tiempo solo hayan pasado unos segundos. Y en la Tierra… bueno, en la Tierra han pasado unos meses.

Mi nave y yo estamos bien, listas para volver a la carga, Distrito Estelar.

WhatsApp Image 2018-08-20 at 09.32.03

Navegando sola por el Cosmos: 

En memoria de Rita, y todo lo que ella dejó atrás.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s