De cómo presentificar tu nave

Abriendo hojas de ruta. Desplegando paneles intersubjetivos. Trazando caminos paralelos. Calculando vértices de nuevas aristas. Reconociendo galaxias nuevas. 

Labrando futuro, labrando futuro, labrando futuro… 

En esas estamos cuando veo que otros capitanes también lo están haciendo. Es época de concebir nuevos trayectos a través del espacio para construir un tiempo que todavía no existe. La época estival es perfecta para esto porque el cielo nocturno se despeja al máximo en las noches sin bruma desde el Planeta Natal. Las estrellas tintinean a lo lejos y piensas «vale, neni, ¿ahora qué?».

¿Cómo llego hasta allí arriba, maricón?

Pues a ver, hay mil formas. Y tienes que medir tu nave, tus fuerzas, tus conocimientos, tu arrojo, tus sensaciones… Y entonces luego te vas fuera: ¿cómo está el sistema planetario para salir de tu dichosa zonita de confort espacial? ¿Qué limitaciones te puedes encontrar espacio a través? ¿Hay lugares seguros de parada? ¿llegar hasta allí merece la pena? ¿Y si hacemos una paradita antes…?

Joder, es que todo esto hay que mirarlo un poquito. Tienes que saber si puedes abarcar la maldita estrella tintineante de allí al fondo. Y es entonces, y solo entonces, es cuando miras en tus buenos anales históricos y ves quién lo consiguió antes que tú. Y lo copias, neni. Lo copias y punto. Copia su ruta si tu nave está cómoda. Si le funcionó a él o ella, te funcionará a ti.

La movida es que me pone un poco triste una cosa. 

En este punto hay capitanes que se atascan. Y lo mismo que miran esa nave megaincreíble que junto a su Capitán o Capitana megaincreíble también lo consiguieron, entonces empiezan a mirar las naves de su alrededor. Y les buscan fallos constantemente. Y llegan, en los peores casos hasta a despreciarlas.

«Pues el Capitán Fulanito no va a conseguir noséqué», «Pues vaya batacacito se va a dar MariGuachipeniIndeNai».

Todos somos esos capitanes y capitanas megaincreíbles con naves megaincreíbles. Si ves lo que no te gusta en la nave de otros, quizás deberías mirar la tuya primero.

Todos vamos a errar.Todos tenemos miedo.

Yo me lo apunto en mi panel de control en un posit en forma de gatito bebé, y sigo navegando viendo las luces que brillan dentro de las naves que me acompañan.

Creo en todos vosotros, capitanes y capitanas. Os admiro, joder.

Despegando en 3, 2, 1…

Los muertos tuyos, maldita y sensual estrellita probablemente gigante y calentita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s