El chico de la farola

A lo mejor fue la luz de la farola. O que era de noche, llovía y él no llevaba paraguas. Quizás tuvo que ver el que llevara horas estudiando economía. Fuera lo que fuese, me atrapó. No alcancé a ver sus ojos, pero en mis más eternos sueños, se me antojaban oscuros y está bien … Continuar leyendo El chico de la farola

La gruta de los diamantes perdidos

El agua helada se le hundía en la piel como cuchillas de acero que le oprimían y desgarraban la moral. Solo faltaban unos míseros metros para llegar a la superficie. O no. Al lugar al que se dirigía, el lugar que había imaginado desde los primeros años de su infancia, no brillaba a la temprana … Continuar leyendo La gruta de los diamantes perdidos

Paseos de madrugada

Me prohíbo salir antes de las cuatro de la mañana. Esa hora donde las calles se llenan de luz artificial, donde solo el viento de la madrugada puede acompañarme. Calles que han pisado cientos, miles, millones. Olores que nadie puede sentir, porque todo el mundo está pereciendo. Sombras ideales. Recovecos imposibles. Con la cabeza en … Continuar leyendo Paseos de madrugada

Limpiezas de primavera

Estoy de acuerdo con Doña Matilde cuando nos dice que las limpiezas son una labor dura a la vez que reparadora. Pero esta limpieza es de primavera y  la primavera es dulce, colorida y feliz. También podemos decir que la primavera trae alergias, nos hace llorar y enfermar con sus cambios de grados… Como veis, … Continuar leyendo Limpiezas de primavera

La guardiana del bosque

Hubo una vez, en un tiempo tan lejano que ni la madre Tierra puede recordar, una niña de ojos cálidos y de rojizo pelo revuelto, tristemente apartada de la luz del sol. La chica vivía en una mazmorra, lejos de la Naturaleza, de los valles, las montañas y los ríos y eso en parte, la … Continuar leyendo La guardiana del bosque