Las nubes esponjosas de las mañanas de invierno

Todo había sido un sueño. Tan real… Ya hacía días que el atardecer no me guardaba misterios, horas en las que no volvía la espesa niebla, minutos que me hacían pensar que Rita no había sido más, que un producto de mi perturbada psique. …Aún olía a lavanda. Había pasado años buscándole un sentido a … Continuar leyendo Las nubes esponjosas de las mañanas de invierno