Días torcidos

—Oye, que ojos más preciosos, son iguales que los de su padre. Se parece tanto a Juan… Cuando el refugio retumbó, un haz de luz del día de la explosión, se derramó sobre las miles de cabezas allí abajo. Todas estupefactas, aterrorizadas. Era cuestión de minutos. Los minutos más rápidos de la vida. —Sí, se … Continuar leyendo Días torcidos