La realidad es fruto de nuestra imaginación

Un precioso niño, demasiado pequeño para acordarse, con sus mofletes redondos, su mirada inquieta y sus balbuceos tenaces, descubrió un día una cosa. Todos los días descubría algo (es lo que tiene estar en la etapa de descubrir) pero ese algo era tan bonito, que en vez de viajar por algún sitio común de su … Continuar leyendo La realidad es fruto de nuestra imaginación

Paseos de madrugada

Me prohíbo salir antes de las cuatro de la mañana. Esa hora donde las calles se llenan de luz artificial, donde solo el viento de la madrugada puede acompañarme. Calles que han pisado cientos, miles, millones. Olores que nadie puede sentir, porque todo el mundo está pereciendo. Sombras ideales. Recovecos imposibles. Con la cabeza en … Continuar leyendo Paseos de madrugada