Ese día no era el día, Caroline.

—No debería habértela mencionado nunca… Junto a la cristalera llena de gotas que se escurrían hacia arriba, que subían, Rita tenía esta vez una expresión triste y desolada. Me conmovió. —Siento haberte gritado el otro día… —Siento haber sido tan ingrata al preguntarte por algo delicado para ti. Rita me miró (¿O no me veía … Continuar leyendo Ese día no era el día, Caroline.