La noche lucía oscura, sin luna, con muchos luceros diminutos por Norte. Hacía tanto que no hollaba aquellas tierras, tanto  tantísimo, que ya nada era igual. La casa, era lo único que mantenía su esencia. Me acurruqué en las escaleras del porche y miré hacia arriba como solía hacer en las noches de verano de … Continuar leyendo

El banco en el que me dijiste que no me querías

   Siempre me ponía muy nerviosa antes de que llegaras, era como si cada vez fuera la primera. Mucha gente me decía que era afortunada, esos nervios, esas mariposas, esos cosquilleos y todas esas historias del amor. Me miraba delante del espejo resoplando una y otra vez. Estaba preciosa, hasta yo misma lo notaba, hasta … Continuar leyendo El banco en el que me dijiste que no me querías